Persecución por ruta 22 a una camioneta robada y terminó chocando en Chelforó

Un hombre de 37 años recibió lesiones de gravedad y fue internado en el hospital de Villa Regina como corolario de una persecución por casi 100 kilómetros a alta velocidad por la ruta 22 en una camioneta que había sido robada en Neuquén. La persecución comenzó en Cervantes, donde el sujeto casi embiste a un policía en un control policial y terminó en Chelforó cuando chocó contra un carretón.

Más tarde se supo que el hombre tendría problemas psiquiátricos.

Todo comenzó alrededor de las 19:30 a la altura del puesto de control policial sobre la ruta 22 a la altura del ingreso a Cervantes y terminó en Chelforó, localidad ubicada a poco más de 80 kilómetros de la primera.Por la ruta 22 en sentido oeste – este circulaba una camioneta Ford Ecosport patente EEV-861, que metros antes de llegar al puesto de control de Cervantes detuvo su marcha sobre la banquina y permaneció en ese lugar durante varios minutos con las luces apagadas. Luego el conductor puso en marcha el vehículo, y por la actitud sospechosa, el efectivo policial que realizaba el control le hizo señas para que detenga la marcha. Pero ante el pedido de detención el conductor aceleró y el policía tuvo que esquivarlo para no ser atropellado.Inmediatamente a través del sistema policial se irradió el pedido de colaboración al personal de la Subcomisaría 66 de Mainqué para intentar detenerlo, pero fue imposible, y lo mismo ocurrió con otros puestos policiales que se montaron a la altura de Ingeniero Huergo, Villa Regina y Chichinales. En este última localidad, personal del área de Seguridad Vial, también tuvo que arrojarse detrás de los guardarraíls de protección lateral ante las maniobras del conductor que terminó matando a un perro que se encontraba en ese lugar acompañando a los uniformados.Varios móviles policiales continuaron con la persecución por la ruta 22 hasta Chelforó, donde también se había montado un operativo para intentar detenerlo. Una persona que circulaba en sentido contrario, contó que el conductor de la camioneta luego de traspasar el control policial no pudo evitar chocar contra un carretón -un camión con un semi remolque de transporte de máquinas pesadas-, que se encontraba en ese momento accediendo hacia la ruta 22.Por el choque se despistó y terminó dando varios tumbos que destruyeron totalmente el vehículo en el que escapaba.Debido a las lesiones tuvo que ser trasladado hasta el hospital de Villa Regina.

Se pudo saber que el sujeto había robado la camioneta horas antes a su madre en Neuquén, y que presentaría problemas psiquiátricos. Por el hecho se dio intervención a la fiscalía de turno de General Roca, por el inicio de actuaciones por violación del artículo 205 del Código Penal y por atentando y resistencia a la autoridad.

Fuente Radio 90

Un hombre de 37 años recibió con lesiones de gravedad y está internado en el hospital de Villa Regina como corolario de una persecución por casi 100 kilómetros a alta velocidad por la ruta 22 de una camioneta que había sido robada en Neuquén. La persecución comenzó en Cervantes, donde el sujeto casi embiste a un policía en un control policial y terminó en Chelforó cuando chocó contra un carretón.Más tarde se supo que el hombre tendría problemas psiquiátricos e incluso algunos ocasionales testigos que presenciaron el vuelco y auxiliaron al conductor, indicaron que el hombre dijo estar bajo las efectos de drogas.Todo comenzó alrededor de las 19:30 a la altura del puesto de control policial sobre la ruta 22 a la altura del ingreso a Cervantes y terminó en Chelforó, localidad ubicada a poco más de 80 kilómetros de la primera.Por la ruta 22 en sentido oeste – este circulaba una camioneta Ford Ecosport patente EEV-861, que metros antes de llegar al puesto de control de Cervantes detuvo su marcha sobre la banquina y permaneció en ese lugar durante varios minutos con las luces apagadas.Luego el conductor puso en marcha el vehículo, y por la actitud sospechosa, el efectivo policial que realizaba el control le hizo señas para que detenga la marcha. Pero ante el pedido de detención el conductor aceleró y el policía tuvo que esquivarlo para no ser atropellado.Inmediatamente a través del sistema policial se irradió el pedido de colaboración al personal de la Subcomisaría 66 de Mainqué para intentar detenerlo, pero fue imposible, y lo mismo ocurrió con otros puestos policiales que se montaron a la altura de Ingeniero Huergo, Villa Regina y Chichinales.En este última localidad, personal del área de Seguridad Vial, también tuvo que arrojarse detrás de los guardarraíls de protección lateral ante las maniobras del conductor que terminó matando a un perro que se encontraba en ese lugar acompañando a los uniformados.Varios móviles policiales continuaron con la persecución por la ruta 22 hasta Chelforó, donde también se había montado un operativo para intentar detenerlo.Una persona que circulaba en sentido contrario, contó que el conductor de la camioneta luego de traspasar el control policial no pudo evitar chocar contra un carretón -un camión con un semi remolque de transporte de máquinas pesadas-, que se encontraba en ese momento accediendo hacia la ruta 22.Por el choque se despistó y terminó dando varios tumbos que destruyeron totalmente el vehículo en el que escapaba.Debido a las lesiones tuvo que ser trasladado hasta el hospital de Villa Regina -distante a 50 kilómetros-, donde permanece internado.En tanto casi al mismo tiempo en el que ocurría el accidente a partir de una presentación en la Comisaría 48 del barrio Mosconi, se pudo saber que el sujeto había robado la camioneta horas antes a su madre en Neuquén, y que presentaría problemas psiquiátricos.Por el hecho se dio intervención a la fiscalía de turno de General Roca, por el inicio de actuaciones por violación del artículo 205 del Código Penal y por atentando y resistencia a la autoridad..

Fuente Radio90 V. Regina