Bloque Junto Somos Río Negro, Piden a Nación por las obras viales del Alto Valle

Legisladoras y legisladores del bloque Junto Somos Río Negro presentaron un proyecto mediante el cual solicitan al Poder Ejecuto Nacional -Ministerio de Economía-, que determine y asigne las partidas presupuestarias necesarias para la terminación de las obras de ampliación y modernización de la Ruta Nacional Nº 22, en los tramos dispuestos entre las ciudades de Cervantes y Cipolletti, de acuerdo al proyecto original y la importancia de la misma en el desarrollo de la región.

Facundo López, Silvia Morales, José Rivas, Marcela Ávila, Norma Torres, Gerardo Blanes, Lucas Pica, Sebastián Caldiero, Elbi Cides, María Elena Vogel y Carlos Johnston son autores de la iniciativa que además pide al Ministerio de Obras Públicas de la Nación, Dirección Nacional de Vialidad, la urgente necesidad de acordar con los organismos provinciales intervinientes y con los municipios afectados, las medidas técnicas y financieras para la conclusión de las obras de acceso desde la Ruta Nacional Nº 22 a las distintas localidades rionegrinas que atraviesa, tendientes a mitigar los problemas que ocasionan el intenso tránsito vehicular y las escasas medidas de seguridad vial dispuestas en la zonas de obras inconclusas sobre la traza, que ponen en riesgo la integridad física de los automovilistas y demás personas que diariamente circulan por dicha ruta.

En un tercer artículo, solicitan además a dichos organismos nacionales (Obras Públicas y Vialidad), la urgente necesidad de que se realicen las obras de reparación y repavimentación de la Ruta Nacional Nº 151 en el territorio de la Provincia de Río Negro, para garantizar una comunicación segura, regional e interprovincial y disminuir en consecuencia los riesgos de accidentes viales.

Al fundamentar dichos pedidos señalaron que «la Ruta Nacional 22 (de 685 km de extensión) se extiende por el territorio de las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro y Neuquén». Dentro de las características particulares de dicha ruta nacional, mencionaron que «se encuentra la siempre compleja y peligrosa convivencia de vehículos de turismo con aquellos destinados al transporte y la producción, entre ellos las maquinarias y camiones, todo lo cual la transformó históricamente en un trayecto riesgoso, particularmente porque en el tramo rionegrino es utilizado intensa e incesantemente por la producción frutícola».

Además mencionaron que «la reformulación de la RN 22 generó amplios debates dentro de los sectores sociales de del Alto Valle rionegrino, hasta que en el año 2008 se iniciaron las obras en el primer sector entre Chichinales y General E. Godoy, constituyendo beneficios para la seguridad de los conductores que por allí circulan, en tanto reordena el tránsito, ensancha la zona de subidas, mejora los accesos y el tránsito en zonas urbanas».

Los legisladores y las legisladoras indicaron que «en la actualidad se han suscitado diversos inconvenientes con el desarrollo de las obras de ampliación en varios sectores de su traza, que llevan años en obra» y comentaron que «muchos son los aspectos complejos vinculados a la ampliación, por ejemplo las dificultades vinculadas a las renegociaciones de los contratos de obra y la asignación de recursos para la continuidad de las mismas».

La Provincia de Río Negro posee un alto índice de mortalidad producto de los accidentes ocasionados en nuestra red vial, donde la gran mayoría suceden en la Ruta 22. En este sentido, según estadísticas de la Agencia Nacional de Seguridad vial, en el año 2018 han fallecido 106 personas y hubo más de 580 heridos entre leves y graves en accidentes de tránsitos ocurridos dentro del territorio provincial.

Los y las firmantes del proyecto sostuvieron que sería necesario acordar rápidamente soluciones para la terminación de la autovía, para facilitar la transitabilidad de su traza en los tramos que faltan realizar, por impostergables cuestiones de seguridad para los automovilistas que por allí circulan a diario. «Su finalización es prioritaria, ante los peligros inminentes de su tráfico desordenado que pone en riesgo la vida de miles de individuos», opinaron.

Asimismo, conectada con la Ruta Nacional 22, a la altura de Cipolleti, comienza la traza de la Ruta Nacional 151, la cual comparte con la RN 22, la característica de presentar un gran cúmulo de tránsito, lo cual, sumado al mal estado de la calzada, hace de esta vía, otro lamentable escenario de accidentes viales.

La Ruta Nacional 151 atraviesa la Provincia de Río Negro uniendo las localidades de Cipolletti con Algarrobo del Águila (esta última perteneciente a la provincia de La Pampa). Es una ruta esencial para el despliegue de una intensa actividad petrolera, como así también constituye una conexión importante entre localidades de nuestra provincia y configura, al mismo tiempo, un portal de ingreso a la Patagonia para quienes vienen del norte de nuestro país.

Explicaron que «pese a corresponder a un tramo de importancia para la Provincia de Río Negro, el pésimo estado del asfalto se puede observar a lo largo del trazado de la ruta nacional, y los trabajos de bacheo que ha realizado Vialidad Nacional sobre la misma, son paliativos insuficientes que no solucionan el problema, ya que la lluvia y el tránsito constante vuelven a deteriorarla».

Recordaron que «han sido diferentes y variados los reclamos que se realizaron ante las autoridades nacionales para que se ejecuten las obras correspondientes al mantenimiento de la calzada, lo que tendría como lógica consecuencia la disminución de la siniestralidad en dicha ruta».

Finalmente lamentaron que «el estado deplorable en que se encuentra la ruta nacional nº 151, la configura como una de las peores y más peligrosas rutas de nuestro país, donde se han producido innumerables accidentes y se han perdido muchas vidas, todo lo cual, torna imperioso y urgente que se realicen las acciones tendientes a su reparación».