RÍO NEGRO CONTINÚA IMPLACABLE CONTRA EL NARCOTRÁFICO

Gracias a una investigación iniciada en una denuncia al 0800-Droga se desbarató una banda que fraccionaba, distribuía y vendía cocaína en una casa abandonada o en la calle.

Gracias a la impresionante articulación entre SENAC, la Delegación de Toxicomanía de la Policía de Río Negro y el respaldo de la sección Canes de narcóticos de Allen, el grupo COER y personal de la Comisaría 21, se quitaron del mercado ilegal 1800 𝗱𝗼𝘀𝗶𝘀, 100 𝗲𝗻𝘃𝗼𝗹𝘁𝗼𝗿𝗶𝗼𝘀, 𝗺𝗮𝗿𝗶𝗵𝘂𝗮𝗻𝗮, 𝗮𝗿𝗺𝗮𝘀, 𝗺𝘂𝗻𝗶𝗰𝗶𝗼𝗻𝗲𝘀, 𝘃𝗲𝗵í𝗰𝘂𝗹𝗼𝘀, $100.000 𝘆 5 𝗽𝗲𝗿𝘀𝗼𝗻𝗮𝘀 𝗶𝗺𝗽𝗹𝗶𝗰𝗮𝗱𝗮𝘀 𝗾𝘂𝗲 𝗾𝘂𝗲𝗱𝗮𝗿𝗼𝗻 𝗱𝗲𝘁𝗲𝗻𝗶𝗱𝗮𝘀.