UPCN, En una democracia los debates no se cierran unilateralmente

A pocas horas de una conmemoración tan sentida como la del 24 de marzo, el gobierno provincial anuncia que emitirá un decreto para dar vigencia a una IMPOSICIÓN salarial que como gremio NO ACEPTAMOS. En lo que llevamos de democracia, nunca tuvimos un caso parecido de imposición por decreto de un aumento salarial.
 
En primer lugar, ante lo que puso el gobierno en la mesa de reunión (en lo que parecía ser una mesa de discusión y debate) la UPCN revisó los números presentados en un principio y evaluó diversas propuestas para que el gobierno pueda ceder y los trabajadores no sigamos devaluando nuestro salario de la manera que viene haciéndose.
La propuesta que el gobierno quiere sacar por decreto representa alrededor de 600 pesos para el bolsillo del trabajador de categoría de la 1 a la 8 y la UPCN no puede aceptar que los salarios se sigan devaluando.
 
Nuestro gremio viene pidiendo una reunión al gobierno desde noviembre del año pasado, porque todos sabíamos que los pronósticos inflacionarios superaban cualquier bajada del gobierno nacional sobre un tope para los aumentos salariales. Solamente en los dos primeros meses de 2018 las estadísticas oficiales de inflación dan un 4,5%.
 
Desde la UPCN repudiamos la actitud dictatorial del gobierno, recordándole que la Ley que nos rige (3052), dice que LOS AUMENTOS SALARIALES SALEN POR CONSENSO y este se da en un contexto de discusión salarial en la Mesa del Consejo Provincial de la Función Pública.
 
Pensamos que el gobierno hizo un manejo perverso y antidemocrático, usando a otro grupo de trabajadores para, supuestamente, ‘legitimar’ su propia propuesta de manera unilateral a cambio de su inclusión.
 
Nos parece perverso y antidemocrático porque, como venimos diciendo en la UPCN, es el gobierno quien tiene la potestad de modificar la ley e incluso, como se lo manifestamos, de hacer un Convenio Colectivo de Trabajo, y no PONER EN EL BRETE LOS SALARIOS DE TODOS LOS TRABAJADORES que se perjudican con esta propuesta salarial, ABSOLUTAMENTE INSUFICIENTE, que no alcanza siquiera para recuperar en parte los ingresos familiares de los trabajadores de la Administración Pública, que son los más bajos de los tres Poderes del Estado.
 
Fuente UPCN