UPCN RN Solicita al gobierno que considere también la crítica situación de los salarios

Desde el gremio UPCN expresaron: En el marco del Programa de Financiamiento a las provincias dispuesto por Nación, pedimos al gobierno que reflexione seriamente, que deje atrás los tiempos en que un gobierno junto a un gremio de escasa representatividad definieron la economía doméstica de los agentes públicos, deteriorándola como nunca y que  involucre a todos los poderes en el análisis, teniendo en cuenta que los salarios de los trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública Provincial están en una situación muy crítica.

En vistas a que en un plazo de 15 días Río Negro debe presentar a Nación los requerimientos que sustentan la solicitud al fondo de financiamiento dispuesto para las provincias, desde la UPCN reclamamos al Poder Ejecutivo rionegrino que, con la responsabilidad que le cabe sobre el presente y futuro de quienes brindan los servicios del Estado a los ciudadanos, considere la actual situación de los salarios de los agentes públicos, que se encuentran totalmente licuados a partir de los sucesivos ajustes aplicados desde el 2018 a la fecha a través de los acuerdos firmados con otro gremio de estatales y que representaron un acumulado aproximado de -50% de pérdida salarial en un período de dos años.

Solicitamos al gobierno que, a la hora de pensar la política salarial para lo que resta del año y calcular los requerimientos al Programa para la Emergencia Financiera Provincial dispuesto por Nación, considere seriamente la crítica situación de los salarios de los agentes públicos rionegrinos y, en virtud de ello, asuma un compromiso cívico con sus trabajadores y trabajadoras, muchos al frente de esta emergencia sanitaria, y con las familias que actualmente viven situaciones críticas.

Si bien reconocemos  el contexto económico y financiero que se desprende de la pandemia (de hecho UPCN ha colaborado con donaciones importantes para ayudar al comité de crisis), no podemos dejar de ver el marcado deterioro de estos dos últimos años, donde se sufrió una reducción notoria del poder adquisitivo que dejó a muchos trabajadores en complicadas situaciones de endeudamiento para financiar la canasta alimentaria de sus familias.

Pedimos al gobierno que reflexione seriamente, que deje atrás los tiempos en que un gobierno junto a un gremio de escasa representatividad definieron la economía doméstica de los agentes públicos, deteriorándola como nunca y que  involucre a todos los poderes en el análisis, teniendo en cuenta que los salarios de los trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública Provincial están en una situación muy crítica.