‘Vulnerabilidades’ será el eje de la Universidad Pública en el Barrio

La Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional del Comahue formalizó la convocatoria a presentación de proyectos en el marco del programa Universidad Pública en el Barrio, reafirmando su compromiso con la sociedad de la Norpatagonia, en una coyuntura muy crítica para la Universidad Pública en general. La convocatoria tiene como eje excluyente las ‘vulnerabilidades’ y los proyectos serán una herramienta para para la intervención de la Universidad, junto a distintos organismos, municipios, provincias y organizaciones de la comunidad, en problemáticas sociales como emergencia alimentaria, emergencia en salud, emergencia en violencia de género o emergencia laboral, entre otras.

Los proyectos de Universidad Pública en el Barrio se desarrollarán en todo el territorio de las provincias de Río Negro y Neuquén y se pondrán en marcha con recursos propios. Una particularidad importante será que los fondos se distribuirán de manera equitativa entre las 17 unidades académicas y la administración central, apuntando a una federalización de los recursos y de los proyectos. “Buscamos que las unidades académicas más pequeñas como los asentamientos de San Martín de los Andes y Zapala o la Escuela de Ciencias del Mar de San Antonio Oeste estén en un pie de igualdad en la distribución de recursos, como una manera de apuntalar su crecimiento”, expresó el secretario de Extensión, Mg. Gustavo Ferreyra.

La convocatoria la oficializó por unanimidad el Consejo de Extensión, con la participación de la mayoría de sus miembros. Cada unidad académica será la responsable de trazar las líneas para la formulación de proyectos, considerados estratégicos, en la coyuntura por la que atraviesa la Argentina. Pese a la grave crisis presupuestaria por la que atraviesa la Universidad, se decidió sostener la convocatoria y trabajar, junto a las comunidades, problemas urgentes.  “Sabemos que no es mucho dinero, a eso hay que sumar las horas de docentes y no docentes que se destinan a los proyectos, la infraestructura que se pone al servicio de los mismos y el aporte de nuestros graduados y posgraduados. No es suficiente, pero si es una base para formular el proyecto y buscar como socios a municipios y otros organismos”, señaló Ferreyra.

“La Universidad Pública en el Barrio es una iniciativa que desde su origen  se orienta a consolidar y profundizar los vínculos con toda la Norpatagonia, en  interacción con las comunidades y sus  instituciones. Somos quienes convivimos en la extensión del territorio y buscamos ser partícipe de la tarea  común cotidiana de vivir mejor, atendiendo  intereses,  inquietudes y necesidades  que se manifiestan como propuestas desde y hacia la Universidad”, se planteó en el lanzamiento de la convocatoria.

Esta convocatoria llega de la mano de la digitalización del proceso de presentación de proyectos de extensión, con un programa desarrollado por un equipo de becarios de la Facultad de Informática, que coordina el licenciado Pablo Kogan.

También hay innovaciones en el marco normativo, como la posibilidad de incorporar como codirectores de los proyectos a graduados, no docentes, estudiantes avanzados o miembros de organizaciones de la comunidad que actúan como contrapartes de los proyectos.

Esta convocatoria de “Universidad Pública en el Barrio tiene como tema excluyente en esta convocatoria las Vulnerabilidades, comprendiendo en este concepto a las condiciones y/o situaciones en que las personas,  grupos y/o comunidades  son expuestos a daños y limitaciones severas que afectan de modo multidimensional su calidad de vida y sus derechos”, concluye el Consejo de Extensión de la Universidad Nacional del Comahue.