Robos de cable en Cervantes dejaron a miles de vecinos sin luz

Los ataques contra instalaciones eléctrica no cesan, y esta vez le tocó sufrir dos robos a miles de vecinos de la localidad de Cervantes quienes quedaron sin energía eléctrica.

En horas de la madrugada, alrededor de las 3:30, la guardia operativa de EdERSA recibió un reclamo indicando un corte de servicio en diferentes sectores de Cervantes. Al llegar al lugar, en un sector de chacras, se encontró con instalaciones dañadas y que se habían robado más de 150 metros de cable de media tensión.

Los operativos consignaron la zona atacada, desenergizaron la línea, despejaron el peligro de seguridad pública y acordaron realizar las reparaciones en horas de la madrugada, con luz natural. “Al llegar al lugar encontramos que además del faltante de conductores, las estructuras de la red eléctrica estaban afectadas, lo cual hacía imposible reestablecer el servicio en condiciones de seguridad”, explicó el ingeniero Leonardo Mauritsh, Responsable Técnico Operativo del área.

Unas horas más tarde, los delincuentes volvieron a la carga y -en un sector cercano- se alzaron con otros 200 metros del mismo alimentador troncal. El corte de energía afecta a los barrios Colonia Fátima, Pehumayen y la zona rural de Cervantes ubicada sobre ruta Nacional 22, entre acceso a la radio LU 18 y zona de curvas. “Posteriormente, cuando los equipos de trabajo concurrieron para comenzar a reparar la red, encontraron una nueva vandalización, con conductores robados y la rotura de una columna metálica de media tensión”, explicó Mauritsh.

 

Tres cuadrillas de EdERSA trabajan desde hace horas en procura del restablecimiento del suministro, que se estima para alrededor de las 14.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*